Visitar Stonehenge, viajes independientes y organizados

Ruinas antiguas y misterios modernos

Blog Megalítico 0 56
Ruinas antiguas y misterios modernos

Nuestro plantea está repleto de lugares misteriosos, mágicos y extraños. Pero poco son tan interesantes para el gran público como los que tienen relación con culturas ancestrales y mundos prehistóricos. Los misterios relacionados con culturas del pasad tienen un ingrediente más de misterio que nos fascina a todos ¿cuándo se hicieron? ¿Cómo pudieron hacerlos sin los avances de hoy? ¿para qué los hicieron? ¿por qué algunos solo pueden verse desde el cielo? ¿para que los viera quién?… en definitiva, ríos de tinta, libros más o menos serios y mucha imaginación a lo largo de los siglos.

En este reportaje comentaremos nuestros misterios ancestrales preferidos (a parte de Stonehenge), lugares hoy visitables que siguen intrigando a la humanidad siglo tras siglo.

Las líneas de Nazca

En un desierto peruano, en medio de ninguna parte encontramos unas líneas que solo pudieron ser entendidas cuando el hombre moderno las sobrevoló en avión. En ese momento se descubrió un entramado de figuras de animales, plantas y diseños geométricos que nos evocan tiempos pasados y dioses ancestrales que miraban desde el cielo en sus naves espaciales. Teorías imaginativas a parte, las líneas que vemos están realizada eliminando la capa superficial de la superficie rocosa del desierto oxidada por los siglos, que una z retirada deja a la vista la capa inferior de color blanquecino. El pueblo Nazca es considerado el autor de estas obras y no hay una certeza exacta de su objetivo.

Los glifos se han considerado símbolos religiosos para pedir lluvias o favorecer los maltrechos cultivos locales, se les ha dado un sentido ceremonial o incluso se les ha considerado como pistas de aterrizaje o señales para deidades.

Sea cual sea tu teoría favorita, si viajas a Perú, a unas horas al sur de Lima encontrarás este misterio único en el mundo que puedes ver mejor si las sobrevuelas en avión.

Teotihuacán, la ciudad de los dioses

teotihuacan1A la par con el desarrollo del primer cristianismo, en la cuenca del Anáhuac se asentó un nucleo de población que con el paso de los siglos se convertiría en una de las grandes urbes de Mesoamérica. Ubicada a una hora aproximadamente de la Ciudad de México, es el yacimiento arqueológico más importante del país y el que genera mayor debate en cuanto a sus orígenes, función de sus edificios y cultura fundadora, con el añadido de que existen todavía muchas excavaciones pendientes y secretos por ser desvelados.

Con una vida estimada de 800 años, fue un núcleo de población esencial en el centro de México con influencia hasta el Yucatán. Se desconoce el significado de los jeroglíficos encontrados y del idioma que empleaban sus habitantes. Poco se sabe de sus cultos, de sus divinidades y de la organización social. Poco a poco se va desentrañando el entramado de túneles bajo la gran pirámide, que cada año depara sorpresas en forma de cuerpos sin cabeza, restos de animales, armas, artesanía etc

El Caballo Blanco de Uffington

caballoPocas imágenes hay más icónicas en las islas británicas que el caballo blanco inmenso que resalta sobre las blancas colinas verdes de Uffington, datado en la edad del bronce. Una imagen sugestiva que llama la atención de los vsitantes de la región

El caballo mide 110 metros de largo y se realizó mediante socavones rellenos tiza blanca. El estilizado caballo es un símbolo tribal de origen celta asociado a imágenes de caballos aparecidas en monedas y otros objeto de la edad del hierro. El caballo podría ser una divinidad equina o incluso un tipo de dragón. El misterio sigue estando sin resolver y además no es el única caballo representado en las colinas de la comarca (aunque sí el de mayor tamaño).

La Llanura de las Jarras de Laos

jarlaPoco conocida para el gran público, existe en un lugar una extraña formación de miles de jarras, que están esparcidas por el suelo en la llanura de Xieng Khouang, en las tierras altas del norte de Laos, en la cordillera Annamita, la principal cadena montañosa de Indochina. Los arqueólogos creen que estas jarras fueron creadas hace 1500 o 2000 años, por los antiguos moradores de la región, cuya cultura y forma de vida nos es totalmente desconocida.
El uso es desconocido a ciencia cierta. Se piensa en pudrideros de tipo funerario para cuerpos que después serían trasladados a urnas funerarias. También se habla de envases destinados a la fermentación de vino de arroz local.

Son difíciles y lejanos de visitar, pero sin duda son uno de los misterios a desentrañar del mundo antiguo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *

Reserva hotel cerca

Indica tus fechas

Fecha de entrada

calendar

Fecha de salida

calendar

Sin comisiones
y precio mínimo garantizado

Tickets y visitas guiadas

Enlaces interesantes