TOURS Y VISITAS: Sin colas, paseos guiados

Blog Megalítico

¿Parte de Stonhenge venía de miles de años atrás?

¿Parte de Stonhenge venía de miles de años atrás?

La primavera de 2018 trae interesantes novedades sobre el origen de Stonehenge. Es tiempo primaveral y es tiempo también de nuevas noticias sobre Stonehenge. como cada año, afloran en la prensa interesantes novedades que constribuyen a engrosar aún más el ingente acervo de elucubraciones sobre el por qué de este singular monumento pétreo.

Esta vez no hablamos de extraterrestres y siendo honestos, seguramente nos encontramos ante una de las teorías más interesantes que se han formulado en los últimos años. Pasamos a comentarla.


Parte del monumento era muy antiguo

Esa es la nueva formulación propuesta por el arqueólogo Mike Pitts y que podría explicar por qué se ubicó el monumento megalítico en una verde llanura en medio de la nada y alejada de cualquier cantera de piedra. ¿Por qué no se erigió el monumento junto a una zona rica en piedra? ¿Por qué precisamente allí?.La respuesta podría ser que en el punto actual existían ya al menos dos grandes rocas, dos de las más grandes y emblemáticas que habrían sido apreciadas por la población local y que habrían estado allí por avatares de la geología desde muchos millones de años antes de la construcción de Stonehenge.

Se ha establecido por mayoría en la doctrina científica, que las piedras de Stonehenge provienen de una zona conocida como Marlborough Downs, situada a unos 30 km del monumento. Como hemos dicho, las rocas se trajeron desde allí empleando para ello un esfuerzo ingente para esa época ¿por qué? seguramente porque en la llanura ya existían dos rocas que la población local apreciaba y que de alguna forma provocaron la erección del gran círculo de piedras.


Las rocas «Heel Stone» y la «Piedra 16»

Estas dos rocas, inmensas y perfectamente identificadas, son las dos únicas del complejo que no han sido modeladas por mano humana. Tienen además una ubicación muy especial, que al alinearse delimitan la salida del sol en los solsticios de verano e invierno. Aquí podría estar el por qué del monumento.

Analizando el terreno, el arqueólogo parece demostrar que las dos rocas en cuestión nunca han sido movidas de su punto. El resto de rocas presentan indicios claros de haber sido movidas y asentadas en su ubicación actual. Estas dos rocas por contra, no presentan en el terreno que las rodea de signo alguno de movimiento, dándose además el dato curioso de su alineación, que habría sido la inspiración de los constructores para idear el complejo megalítico que hoy disfrutamos.

Nos gusta esta teoría y nos parece muy razonable. Dos accidentes geográficos remarcables para los habitantes de la zona y que estaban allí por acción de las fuerzas geológicas desde el terciario, habrían inspirado la creación de un monumento mayor de corte religioso o funerario ligado al movimiento del sol y las estrellas.

Aquí lo dejamos y seguiremos pendientes de los avances en esta teoría. Desde luego, como visitantes nos fijaremos la próxima vez mejor en esas dos piedras originarias y trataremos de encontrar su mágica alineación con el sol en el frío amanecer de las llanuras de Salinsbury.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media / 5. Votos recibidos:

Nadie ha votado todavía, puedes ser el/la primero/a

Reportajes relacionados
Blog Megalítico

La polémica del túnel milmillonario bajo Stonehenge

Blog Megalítico

Stonehenge, parte de un inmenso puzzle

Blog Megalítico

Curiosidades del solsticio de invierno

Blog Megalítico

La última teoría ¿era Stonehenge un monumento erótico a la fertilidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *